El comienzo #1 – el disparador

admin-boobyblu El comienzo

@Isabeille
Por donde comenzar …?

El disparador

La vida familiar

Una vida familiar, una casa grande, una vida organizada … Lo que siempre he querido un nido lleno de colores y de amor y donde puedo expresar mi arte. En concreto, tengo un marido a quien adoro y niños chistosos llenos de vida. Y, de hecho tengo hijos «terribles» quiero decir muy vivos y con un marido que amo y que trabaja hasta tarde en la noche.

Un día, veo Willi afectado por esta vida debería ser bella pero sin embargo no coincide con nuestras expectativas de vivir plenamente nuestra vida familiar. En realidad, nunca tiene el tiempo para estar presente y para disfrutar los niños o cuando vuelve a casa derepente ya están durmiendo quiere tambien decir que mi tarea principal es siendo la de ama de casa con todo lo que ello implica. En mi corazón estoy triste. Triste porque no somos capaces de apreciar a nuestros hijos que queríamos tanto. Frustrado por no poder compartir ciertos momentos de la vida importante de la infancia. Ellos crecerán y un día se los llevará la corriente de la sociedad actual en lacual estamos acostumbrandolos a consumir y a desnaturalizarse. Tenía miedo de perder todo, de perder a mí mismo. Entendimos en algún momento que tenía que hacer algo para nosotros, para nuestra familia – de compartir un proyecto de vida real con ellos los niños, una realización de nuestros sueños.

El detonante

Mi detonante fue en un día del mes de julio 2015 en la orilla de un río cerca de mi antiguo lugar de trabajo como secretaria a tiempo parcial: Una sensación de gran cansancio me invadio.  ¿ Quién soy ? ¿Qué es esta vida? Trabajar, dormir, pago de facturas y niños que juegan guerra. No, para eso no vivo. Una madre, una empleada «oldtimer»que está pasando los 50 años, un artista surrealista que quiere vivir plenamente su arte ...  ¿ Soy una extraterrestre y estoy en el lugar correcto? Me veo en 10 años cerca a la jubilación, hablando en el café de la esquina de mi próxima cita en la peluquería o donde la esteticista para un tratamiento de botox y al mismo tiempo despellejar a la camarera que no atiende lo suficientemente rápido, todo una sensación debida a mi viejez y entonces tampoco soportaré la juventud. Vi el sistema de consumo y de derroche explotar en mi cara en el sentido de que «se acabó tu tiempo», que pronto vas a ser una persona sin contribución a la sociedad y que solamente le cuesta dinero – es el momento para pensar en ello. De hecho, todo se basa en la apariencia y el oportunismo. La solidaridad mutua en esta sociedad es muy deficiente. Todos miran por si mismos, los mejores ganan y los débiles tienen que defenderse solos.

De hecho, creo, que para ser honesta, tenía una sobredosis de nuestra sociedad.

Así que ese día, llegué a casa diciendo a Willi, «Creo que es el momento de realizar nuestro sueño. Esta hermosa casa esta sólo alquilada y un día tal vez tengamos que salir. Es importante que tomemos una decisión en lo que realmente queremos como vida familiar y el proyecto que existe hace muchos años aún no se ha materializado. Es tiempo de pensar.«

En eso Willi se puso a buscar intensivamente nuestro barco, nuestra casa en el internet; y el día llegó para comunicarnos, «creo que lo he encontrado

El proyecto se volvió realidad.