El comienzo #3 – El «shock»

admin-boobyblu El comienzo

@Isabelle

El «shock»

El robo
Regresando con la caravana hicimos, por gran cansancio, una parada en el Puerto de Barcelona donde vive el primo de Will en un barco. Dormimos así por la noche frente a la vigilancia portuaría.

El día siguiente al cambio de guardia el nuevo empleado no quiso más tenernos enfrente y nos hizo desplazar el vehículo algunos metros pero fuera de su mirada.

Preparamos entonces la comida de mediodía con el primo mientras tambien aproveché de hacer una lavada de ropa en el puerto. De regreso, es decir dos horas más tarde el «shock»: habíamos sido vandalizados.

Segundo «shock»
Encima del robo tuvimos que encajar que a pesar de nuestras alegaciones, correos y explicaciones nuestro seguro sólo cubría un mínimo, es decir, ni el valor del nuevo ordenador para poder cortar videos… era el segundo «shock» porque el impacto sobre nuestro presupuesto era muy grave ..Perdí todo, mi móvil, mis vestidos, mi nueva supercomputadora mencionada para administrar los vídeos, la tablet de Diego, las cámaras, los chanchitos de ahorro de nuestros 2 niños, ropa, hasta comida y sobre todo también los pasaportes. Teníamos como costumbre tomar todo con nosotros, pero esta vez estabamos demaciado agotados y parece que bajamos la guardia. Denunciamos entonces a la policía de Barcelona el robo y afortunadamente todavía teníamos nuestros carnets de identidad. Tuvimos que empezar de nuevo con todo. Subimos con la caravana dirección suiza. El robo me hizo todavía más reflexionar sobre el cómo vamos a vivir a partir de ahora.

Si los ladrones sabrían cuanto tiempo habíamos invertido, toda la energía, los ahoros de una vida en este bello proyecto como lo es Booby Bloo... Que triste este mundo.

La salida
Pasado esta etapa dolorosa recibimos nuestros bellos pasaportes nuevos. Luego siguió una solidaridad benévola entre algunos de nuestros amigos, nos regalaron sus ordenadores para que pudiéramos continuar. Eso nos devolvió el coraje. GRACIAS A LOS AMIGOS y FAMILIA.

Algunos días más tarde el padrino de Diego nos trajo para tomar el avión de Basilea a Faro, y esta vez definitivamente…

De hecho el proyecto Booby Bloo es como esperar a un niño: damos a luz en el dolor para verlo luego vivir, sonreír y crecer…

Aqui de nuevo el vidéo youtube correspondiente: